Tip Para Obtener El Mejor Posicionamiento De Micrófono A La Hora De Grabar

Fuente original: http://www.audioproduccion.com

Posicionar un micrófono para grabar es muy sencillo, no? Simplemente pones el micrófono enfrente de tu fuente de sonido y listo. ERROR. El posicionamiento de micrófono es mucho más que eso. El problema es que muchos de nosotros cuando vamos empezando nos conformamos con el primer sonido que obtenemos.

Es normal, queremos seguir grabando nuestra obra maestra y solos nos bloqueamos a intentar otras posiciones de micrófono a la hora de grabar. Pensamos que esto no es tan importante, pero realmente si lo es, y hay una manera de salir de este pensamiento amateur, se las voy a compartir.

La Regla De Dos Posiciones

Esta regla se la “robé” a mi amigo Graham Cochrane que también tiene un blog de audio parecido a Audioproducción.com. Graham dice que “El punto es llegar a grabar un sonido porque así es como lo deseamos, no simplemente porque nos conformamos con lo primero que grabamos.”

¿Cómo Funciona La Regla?

En un escenario ideal la primer posición donde pones el micrófono es el mejor sonido que puedes obtener. El problema es que realmente nunca lo podrías saber porque no tienes algún punto de comparación. Si mueves el micrófono un poco a otro posicionamiento y lo grabas, entonces ya tienes un punto de comparación con tu primer posicionamiento. Quizá este posicionamiento suene mejor o peor que el primero, pero de ahí ya podrás decidir con mayor seguridad. A final de cuentas es un escenario de ganar ganar para ti!

¿Acaso Me Quitará Mucho Tiempo?

La verdad es que no. Cambiar el posicionamiento de micrófono realmente no es un arduo trabajo. Simplemente mueve el micrófono un poco, graba, y escucha el resultado. Si tienes tiempo de experimentar, entonces puedes intentar más de dos posiciones y comparar los resultados.

Ahora, la desventaja, es que hay gente que se enfoca mucho en obtener el mejor posicionamiento de micrófono para cada instrumento y esto puede interrumpir la vibra, la creatividad y el enfoque final, que es, hacer música.

No piensen tanto las cosas a la hora de posicionar los micrófonos, la idea detrás de esta regla escomparar los dos posicionamientos, saber porque uno suena mejor que el otro, y seguir adelante.

En Conclusión

Creo que para todos nosotros que tenemos estudios de grabación caseros, nuestra meta final es hacer y grabar música lo mejor que podamos, todo esto para obtener resultados de calidad profesional. Esta simple regla puede cambiar totalmente la manera en que tus grabaciones y mezclas terminan sonando, simplemente implementalo en tu siguiente grabación y verás los beneficios!

 

Los comentarios están cerrados.